Hoy en día, no existen protocolos de prueba de rendimiento armonizados para soluciones de drenaje de gran altura. ¿Cómo pueden los constructores estar seguros de que se lograrán los niveles de rendimiento requeridos?

Todos los fabricantes de soluciones convencionales o de bajante único para sistemas de drenaje exigen niveles de rendimiento en litros de agua descargada por segundo sin fallas del sistema. ¿Pero podemos creer en estos datos y podemos comparar el sistema de un fabricante con otro basado en una afirmación de rendimiento?

La respuesta es no.

El problema es que no hay protocolos de prueba de rendimiento armonizados que existan en la actualidad para soluciones de drenaje de gran altura. Esto significa que la configuración del diseño de la prueba (por ejemplo, tamaño y forma de la trampa), el procedimiento de la prueba (la configuración utilizada para extrapolar los resultados de la prueba a una mayor altura) y los criterios de falla (por ejemplo, escape de una burbuja de aire o trampa vacía) son diferentes de un fabricante a otro.

¿Por qué importa?

Importa porque la falta de métodos de prueba armonizados hace que sea imposible para los ingenieros entender realmente qué solución desde qué fabricante se ajusta mejor a sus necesidades. Un ingeniero no puede simplemente recurrir a la estandarización existente, ya que esto fue escrito para edificios de baja a mediana altura hace varias décadas. Como ejemplo, si las pruebas se realizan con una trampa de 70 mm en vez de una trampa de 50 mm, la afirmación de rendimiento en litros por segundo puede ser hasta un 20% mayor. Pero si el producto se instala en un edificio con trampas de 50 mm y la descarga de agua alcanza el nivel de rendimiento declarado, el sistema, sin duda, fallará.

En resumen: la falta de protocolos de prueba armonizados está poniendo en riesgo la seguridad de los habitantes de grandes alturas.

Soluciones

Descargar documentos técnicos

Suscríbase a nuestro boletín de